Autonomía personal en Seoul Evergreen Center

En el Seoul Evergreen Center nos hemos asomado la clase de autonomía personal que se da a los jóvenes con discapacidad intelectual. Cuando llegamos, la educadora les estaba indicando cómo identificar el autobús correcto según su destino y cómo manejarse en el metro.

Después hemos conocido a los hermanos Eun-mi Do y Jae wook Do (en la foto); ella dibujaba flores y el veía la tele. Los dos comparten la misma discapacidad y la misma simpatía, no dejaron de preguntarnos cosas el rato que estuvimos con ellos. Pasan allí el día mientras la madre está trabajando; su padre murió de un infarto el año pasado.

En la puerta de al lado, la especialista trabaja terapia del lenguaje con Yu Jin Kim. Es muy tímido, pero al final nos enseñó sus dibujos. En la habitación contigua trabajan en la estimulación sensorial de Kim, autista, que en cuanto nos vió nos dió un beso en la mano y nos dijo que éramos muy guapos ( o eso nos dijeron!)

Damyang Daegun, Juliana Whang y el tenor Jin Yong Wook

Hemos visitado el Hogar de Mayores de Damyang Daegun, a 60 kms de Gwanjou. El centro lo dirige el Hermano John Kim, que cuida con su equipo de 58 residentes, 14 de ellos hombres. Llegamos a mediodía, cuando se reunían en el salón para el almuerzo. La mayoría comían el muy popular Bibimbop, un arroz salteado con vegetal, ternera, huevo y una salsa de chile picante (gochujang, que los europeos prudentes solemos pedir separada)

Es un centro muy amable y animado; las habitaciones de los residentes no se distinguen por números ni nombres sino por colores; cuenta además con varias habitaciones para que las familias visitantes puedan pasar la noche sin coste.

El centro acoge sobre todo a enfermos de Alzheimer. Nos sorprendió Juliana Whang, de 68 años, risueña residente desde hace 2 años tras sufrir infarto cerebral. Juliana nos saludaba repetidas veces dándonos la mano y nos mostraba cada habitación. El Hermano John Kim nos contó que ponía tanto empeño porque Juliana cree que es la directora del centro. Se la puede ver abajo muy sonriente con una de las enfermeras.

Al terminar nuestro recorrido nos llamó la atención oir música de ópera al fondo del pasillo. Venía de la habitación que alberga el piano y recuerdos de Jin Yong Wook, joven tenor que cantó con Pavarotti. Murió el 19 de abril de 2005 en un accidente de coche en Italia. Sus padres, admiradores de la labor de los Hermanos en Damyang, hicieron una gran donación al hogar de mayores con la sola condición de que se reservara una habitación en memoria de su único hijo. Su madre es voluntaria en el centro.

Masacre de Gwangju, Gaegogi (carne de perro) y Hanbok

Hemos visitado el Memorial del Levantamiento Democrático del 18 de mayo, que conmemora los hechos que hacen de Gwanjou la cuna de la democracia en Corea del Sur. Desde ese día hasta el 27 de mayo de 1980, 150.000 personas se fueron concentrando en la Universidad para protestar contra los abusos del dictador Chun-Doo-hwan, tras su golpe de Estado seis meses antes. En ese tiempo cientos de taxistas y autobuses bloquearon la ciudad para impedir el paso de los tanques, pero el ejército usó aviones y paracaidistas para reprimir brutalmente la protesta disparando con metralletas a los manifestantes. Durante 9 días de represión murieron entre 1.000 y 2.000 personas. La masacre fue silenciada al mundo, y sólo 10 años después salió a la luz. Nos cuenta el Hermano John Conway que durante esos días admitieron a los heridos sin registrarlos en el St John Hospital, con el fin de proteger sus vidas. Abajo la imagen de los profesores saliendo de sus clases intentando parar a los soldados, el monumento en memoria a los caídos y la sala con las fotos de los fallecidos hasta la fecha.

A la hora de comer nos hemos encontrado con una sorpresa, hemos comido Gaegogicarne de perro. Su sabor es parecido al de la carne de ternera; se coloca en la plancha mezclado con verduras para que se cocine en su propio jugo y se envuelve en hojas de lechuga o menta con una suave salsa. Más tarde y descolocados por el tema, hemos preguntado al Hermano Andrew Kim por la raza; nos ha dicho que se aproxima al San Bernardo y que son criados únicamente como alimento. Aún seguimos dándole vueltas.

Aprovechado el dia festivo con ocasión del Buddha’s Birthday, hemos podido asistir a la ceremonia tradicional del té en Corea. La forma de servir el té formaba parte de las ceremonias de la corte real y en todo el proceso el numero 3 se repite. Se vierten 3 chorritos de té verde en cada vaso, se bebe en 3 sorbos y se toman 3 tazas. Las mujeres llevaban el vestido típico Coreano, Hanbok, de lineas simples y armoniosos colores, diseñado a finales de la Dinastía Joseon (principios del siglo XX)

Velos y flores blancas en Corea del Sur

Hemos llegado a Gwanjou, Corea del Sur, y este ha sido el caluroso recibimiento de los Hermanos (coreanos e irlandeses!). De hecho fueron cinco Hermanos irlandeses los fundadores del primer centro en 1960, poco después del fin de la guerra.

Recién llegados, sin abrir las maletas, hemos asistido en el St John of God Hospital a una ceremonia para recordar a los fallecidos en el centro en el último año que reúne a los familiares, trabajadores y voluntarios del hospital. Ha sido un acto tan emotivo que aún sin saber coreano nos ha emocionado. En Corea se honra a sus fallecidos con velos y flores blancas en señal de luto, con un baile simbólico representando la marcha del alma hacia la otra vida (la bailarina perdió a su marido este año) y un mural con todos los nombres de los fallecidos (en este caso en las ramas de un árbol)
El acto terminó con la proyección de un vídeo realizado por el Hermano Theo con las fotos de cada una de las personas fallecidas este año en St John of God Hospital. De nuevo, no hace falta saber coreano.