Hemos visitado el cementerio de Tan Bien. Este cementerio tiene su origen en los 700 cuerpos que los Hermanos encontraron enterrados en el terreno que adquirieron en su día. Dichos cuerpos pertenecían a víctimas de la guerra; los Hermanos publicaron en varios medios de comunicación la existencia de las tumbas, con lo que los familiares pudieron reclamar los cuerpos. Aquellos que no fueron reclamados permanecen hoy en una parte del cementerio.

En otra parte encontramos el cementerio de los no nacidos. Un  grupo de voluntarias de la asociación Pro Life recoge y entierra a los fetos de los hospitales de la zona, resultado de los abortos inducidos practicados en los mismosEn nichos individuales se encuentran los fetos mayores de 3 meses, mientras que 15 tumbas albergan más de 100.000 fetos menores de 12 semanas.

Nos comentan que existen otros cementerios como este en la provincia.