Hemos llegado a Vietnam, un país con una historia reciente muy agitada. Colonizada por los franceses a mediados del siglo XIX, fueron expulsados en 1954 tras la Primera Guerra de Indochina.

Dividido el país en Norte y Sur, los conflictos se intensificaron durante la Guerra de Vietnam, hasta la toma de Saigón (hoy Ho Chi Minh City) el 30 de abril de 1975 por parte del régimen comunista del norte.

La historia de los Hermanos de San Juan de Dios en Vietnam corre en paralelo a las vicisitudes del país. El 17 de enero de 1952 llegaron los primeros Hermanos desde Canadá para aliviar la pobreza en el norte del país liderados por el Hermano William Gagnon.  Tras el acuerdo de Ginebra de 1954 que dividía Vietnam en dos, los Hermanos se vieron obligados a abandonar el Hospital de Sacre-Coeur (en la foto abajo) y se trasladaron al sur para fundar el Hospital de Nuestra Señora del Buen Consejo.

Con el triunfo del norte comunista y unificación del país en 1975, los Hermanos debieron entregar el Hospital de Nuestra Señora del Buen Consejo a las autoridades, que lo renombraron Hospital de la Unidad. Algunos Hermanos quedaron en el hospital como trabajadores, y otros se dedicaron a aprender fitoterapia (medicina de hierbas), ya que el gobierno les impedía fundar o dirigir un hospital.

Bajo condiciones restrictivas y siempre a expensas de la autorización del gobierno, los Hermanos han ido ampliando sus servicios en las siguientes áreas:  medicina alternativafisioterapiaacupunturaonda corta, comedor socialcuidados paliativosnefrología y enfermos de VIH.

Hoy en día la comunidad de Vietnam es la más numerosa de Asia con 80 Hermanos. A pesar de la situación política, la relación con las autoridades locales es buena. Nos cuenta el Hermano Joseph que a menudo llaman del hospital para que algún Hermano preste asistencia en caso de operación. Incluso para la conmemoración de los 50 años del hospital, las autoridades han editado un libro dividido en dos partes, la primera hasta 1975, reconociendo la labor de los Hermanos, y una segunda desde la unificación. Hoy los Hermanos están esperando autorización para modernizar el alojamiento de los enfermos que vienen de zonas lejanas.