En el Seoul Evergreen Center nos hemos asomado la clase de autonomía personal que se da a los jóvenes con discapacidad intelectual. Cuando llegamos, la educadora les estaba indicando cómo identificar el autobús correcto según su destino y cómo manejarse en el metro.

Después hemos conocido a los hermanos Eun-mi Do y Jae wook Do (en la foto); ella dibujaba flores y el veía la tele. Los dos comparten la misma discapacidad y la misma simpatía, no dejaron de preguntarnos cosas el rato que estuvimos con ellos. Pasan allí el día mientras la madre está trabajando; su padre murió de un infarto el año pasado.

En la puerta de al lado, la especialista trabaja terapia del lenguaje con Yu Jin Kim. Es muy tímido, pero al final nos enseñó sus dibujos. En la habitación contigua trabajan en la estimulación sensorial de Kim, autista, que en cuanto nos vió nos dió un beso en la mano y nos dijo que éramos muy guapos ( o eso nos dijeron!)