Suri participa en la construcción de la residencia del St. John of God Special School para los discapacitados que residirán toda su vida en el Centro. Muchas mujeres como ella tienen que compensar los problemas con la bebida de sus maridos saliendo a trabajar fuera de casa además de cuidar de sus hijos. En el tiempo que tomamos estas fotos pocos se movían tan rápido como ella.

Esta residencia tendrá 45 habitaciones; están acelerando su construcción antes de la llegada del monzón. Junto al edificio se construye un pozo para recoger el agua de las lluvias. Nos cuentan los hermanos que deben poner especial atención en el consumo del agua, dado que los residentes tienden a ser demasiado “generosos” en su uso.

Como curiosidad una muestra de la alegría que se respira en el centro. Incluso las papeleras son festivas.

Igualmente cerca del St John of God Special School hay un colegio infantil con mensajes en su fachada: “Make friends”, “Reach for school on time ” y “Go to school daily”